home < surf a vela (Nº 175 - AGOSTO SEPTIEMBRE 2001)

Suscríbete - Todos los Números - Artículos on Line
Todos los Artículos Pasados

Aprender Windsurf,

Windsurfesp

Para los que todavía no lo tengan muy claro pero se sientan extrañamente atraídos por el apasionante mundo del windsurf, y para todos aquellos que todavía nunca os lo habíais planteado, vamos a ver qué tiene para ofrecernos este maravilloso deporte.

Para empezar podemos decir que vale mucho la pena probarlo porque es un deporte sin igual en el que estás en contacto directo con la naturaleza en estado puro; porque es ecológico (funciona con viento y agua), y porque experimentas sensaciones únicas que no encuentras en ningún otro deporte (excepto quizás el surf, snowboard, y pocos más). Pero si creéis que eso no es suficiente, además es genial porque puede ser relajante y tranquilo, pero también trepidante y altamente adrenalínico y espectacular. No es muy difícil de aprender (el primer día ya se puede levantar la vela esa y empezar a disfrutar), y lo puedes practicar tanto con amigos como sólo. Ah, y además haces 'cachas' para lucir en verano.
Pero eso no es todo, porque aunque nos parezca que en invierno es muy frío, el windsurf se puede practicar todo el año. Y así puedes después de una horita de windsurf- ir al trabajo con una sonrisa de oreja a oreja y un bronceado natural!

¿Qué necesito para empezar a hacer windsurf?
Toma nota: tan simple como agua, viento, una tabla con vela, y saber conducirla (¡ah! ¡Y también frenarla!).
Spots
Esta palabreja no se refiere a los anuncios de TV, sino que es un anglicismo utilizado en el windsurf para denominar los lugares con buenas condiciones para navegar. Esto es, en general, sitios donde sople a menudo el viento y donde haya suficientes acumulaciones de agua. Generalmente, pero no siempre, suelen ser playas.
En la península tenemos alrededor de 3000 Km de costas, y eso sin contar las Islas Canarias, las Baleares y los múltiples canales, lagos y pantanos en los que también se puede navegar. Así que seguro que tienes algún lugar cerca de casa donde poderte remojar un poco.
Para iniciarse en el tema no hace falta mucho viento. Con un fuerza 2 hay suficiente (eso es un viento de 4 a 6 nudos o lo que es lo mismo, de 7 a 11 Km. / h aprox.) o sea, que por lo menos se muevan las hojas de los árboles. Un poco más de viento (Fuerza 3 ó a lo más 4) también sirve y aún lo hace más divertido y emocionante, pero para aprender, con poquito mejor.
Para más adelante, cuando empecemos a defendernos bien, el mismo cuerpo nos pedirá más y más viento. Entonces será el momento de buscar spots de más nivel, donde pegue una rasca considerable y donde incluso podamos navegar con olas. Típicos lugares de este estilo serían la zona norte de la Costa Brava catalana, Tarifa, el Mar Menor en Murcia, o las Islas Canarias, entre otros. Y si el bolsillo lo permite podemos escaparnos en busca de paraísos como Hawaii, la Polinesia, el Índico, las Islas del Caribe...

Material
Una vez tenemos un lugar con agua y viento donde navegar necesitaremos una tabla y un 'aparejo', que es una forma marinera de llamar a la vela y a todos sus cabos (cuerdas) y sus palos (el mástil y la botavara).
Para conseguir una tabla hay varias opciones. Lo mejor cuando ya sepamos un poco es usar una prestada de algún colega. La otra opción es alquilarla, aunque casi por el mismo precio podemos hacer un curso en una escuela de vela o windsurf en el que seguro que aprenderemos mucho más y mejor. Y para empezar, tu primer paso debería ser enterarte de la oferta de cursillos en la escuela más próxima y apuntarte a uno de ellos. (Siempre puedes ponerte en contacto con la Federación de Vela de tu comunidad autónoma, ó mejor, con alguna tienda de windsurf de tu zona.)

De compras
Cuando ya hayamos hecho un par de cursillos de iniciación muchas escuelas o clubes alquilan material, pero a la larga esto puede resultar caro, así que aquí es cuando un colega con material adecuado nos puede hacer un gran favor. De todas formas, si no conocemos a nadie que nos pueda prestar una tabla adecuada a nuestro nivel o cuando seamos unos adictos y nuestro colega nos exija su tabla de vuelta, el siguiente paso será comprar nuestro propio material. Según nuestra situación económica del momento lo podemos comprar nuevo o de segunda mano. Lo ideal es que sea nuevo, pero de hecho muchas veces podemos encontrar verdaderas gangas en muy buen estado, así que vale la pena buscar un poco.
Podemos comprar tablas de ocasión directamente a particulares a través de anuncios en revistas o en carteleras de muchas escuelas de vela o centros náuticos (y cómo no, también a través de Internet). Aquí es donde podemos encontrar verdaderas gangas, pero ojo! Porque a veces también nos pueden vender material muy destrozado o inadecuado. Lo mejor es que alguien que sepa nos acompañe, o sino informarnos un poco antes, por ejemplo yendo a preguntar a todas las tiendas de la ciudad. Sea como sea, cuando vayamos a comprar algo usado es muy aconsejable tener bien claro qué es lo que buscamos, estar algo enterados de los precios del mercado y de los modelos que corren por ahí, y repasar todas las piezas y elementos de arriba abajo y asegurarnos que no estén excesivamente gastadas u oxidadas. Y si además tenemos la posibilidad de probar el material en el agua, mejor que mejor.
Otra opción es comprar material viejo de escuelas que renueven su flota, aunque este tipo de tablas y aparejos por lo general SÍ que están muy destrozadas. Y además hay que estar muy al loro para saber cuando lo cambian (en general a final de temporada, o sea otoño-invierno) y tener suerte para que sea cuando estamos buscando algo.
Y por último, y también muy recomendable, está la opción de comprar el material en una tienda, puesto que la mayoría también tratan con material usado, aunque pueda salir un poco más caro que directamente de un particular. Pero así además de informarte, en general te dan más garantías de que no te venden algo que se romperá al día siguiente.
Aunque una tabla nueva completa con aparejo puede costar bastante (por encima de las 100.000), de segunda mano se pueden encontrar cosas bastante bien de precio (unas 30 ó 40.000 por un equipo completo). Sin embargo el precio también depende mucho del tipo de material que compremos, de la época del año (después del verano hay mucha más oferta), de su estado y antigüedad, también en parte de la marca, y en gran medida ¡de lo bien que sepáis regatear!

Material de iniciación
La tabla. Para empezar, cuanto más grande mejor. Lo ideal es una tabla de 3,50 m y con bastante volumen (cuanto más volumen, más flota, más estable es, y más rápido aprenderemos y mejor nos lo pasaremos). La fórmula es comprar una tabla con el doble de nuestro peso en litros más unos quince o veinte litros extra. Sin embargo lo suyo para empezar es que tenga sobre los 200 litros de volumen, aunque si tenemos suficiente equilibrio o pesamos poco y queremos comprar una tabla que también nos sirva para cuando sepamos algo más, podemos coger una de 3,20 m y unos 175 litros. Al comprarla de ocasión fijarse en que los sistemas de fijación usados en la caja del pie de mástil, el cajetín de la aleta y los footstraps no sean demasiado antiguos, porque si se rompen no encontraréis recambios, y que estén firmes y en buen estado. También hay que comprobar que los tornillos no estén demasiado oxidados y que se puedan sacar y muy importante que el antideslizante de la tabla esté bien (un poco rugosa por la parte de encima, como lija) y que no tenga demasiados toques, abolladuras, reparaciones y sobretodo grietas o agujeros! (que sino se llena de agua!). Tablas más pequeñas de 3,10 m y de menos de 150 litros ya no son aconsejables a no ser que quieras pasarte el día entero en el agua, y para eso es mucho más económico una colchoneta hinchable.

La vela y el aparejo
Las velas más usadas para iniciación son pequeñas (unos 3,5 m2) y en general con la típica forma triangular de servilleta, aparte de muy feas. Sin embargo son muy resistentes a los golpes y caídas y al ser pequeñas son más maniobrables. De todas formas si te compras tu propio material será porque ya te defiendes un poco, así que puede estar bien una vela de entre 5,5 y 6,4 m2. El material cuanto más resistente mejor, aunque pese y chupe agua, ya que por ahora tampoco nos vendrá de 400 gramos más. Si tenéis mucha pasta el monofilm y otros materiales de alta tecnología son más ligeros, pero para aprender (y machacar mucho la vela) la tela o el dacron son lo mejor.
El mástil con que sea resistente y de la medida apropiada a nuestra vela es suficiente, así que olvidarse de los de carbono súper ligeros y caros, con que sea de fibra o a lo más un 30% de carbono ya sirve. Actualmente casi todos los mástiles son de dos piezas, pero si no tenemos problemas de espacio y de transporte uno de una sola pieza ya nos puede ir bien. A grandes rasgos la diferencia está en que los de dos son más fáciles de guardar y de llevar, pero son también un poco más caros, y en general si no se cuidan es quizás algo más fácil que se rompan. Si lo compras de ocasión fíjate que la zona de anclaje de la botavara, la base, y la conexión (si es de dos piezas) no estén muy gastadas.
Y por último la botavara (o sea la vara por donde uno se agarra a la vela), que sea telescópica con un sistema de extensión sencillo y seguro (para que se pueda adaptar fácilmente a diferentes tamaños de vela), que tenga un cabezal fácil de fijar al mástil, que se vea resistente y que no esté muy oxidada o corroída por el salitre.

Material de evolución y otros accesorios múltiples
Más adelante la progresión en el deporte nos llevará a usar tablas más pequeñas (de menos de 3 m), velas de última generación y materiales más ligeros y técnicos, pero no tengamos ninguna prisa en absoluto para adelantarnos a los hechos. Además, con una tabla grande se pueden hacer también muchas maniobras y aprender muchos trucos con mayor facilidad, aparte que podremos seguir saliendo a navegar en plan tranquilo días en que sople poco mientras los tipos más radicales de la playa se quedan en la orilla maldiciéndose los huesos porque sus tablas de 2,6 m se les hunden ante la falta de viento. Así pues, aunque en algún momento te parezca que ya puedes utilizar una tabla más pequeña nunca estará mal seguir practicando un tiempo más con tu tabla de iniciación, y antes de comprarte una nueva pedir a alguien que te la deje probar.
Lo que sí es muy probable que necesites aunque haga poco que has empezado es un arnés y un traje de neopreno. El arnés te permitirá navegar con vientos algo más fuertes (a partir de fuerza 3 ó 4) sin quedarte con los brazos hechos polvo. Los hay de muchos tipos, pero no tienen demasiado secreto, a grandes trechos deben ser cómodos y resistentes. En cuanto al traje de neopreno será una pieza necesaria para navegar en invierno y también durante el otoño o la primavera. Es un accesorio genial y de una utilidad enorme, ya que con él puedes ampliar a todo el año la práctica del windsurf! Para invierno lo necesario es un traje de mangas y piernas largas de por lo menos 2-3 mm de grosor, siendo muy recomendables los de 3-4 ó 4-5, aunque eso dependerá de lo fría que sea la zona donde navegues. Para inicios de otoño o primavera los trajes cortos o los de piernas largas y cortos de manga son la mejor opción, aunque también dependerá del frío que pegue. Los trajes también se pueden encontrar de ocasión, y en todo caso habrá que fijarse siempre en su estado (especialmente en las costuras) y en que nos sintamos muy cómodos con él, porque sino podemos acabar con rozaduras en las axilas, la entrepierna, el cuello y detrás de las rodillas con muchísima facilidad. Y eso nunca es agradable... Así pues si no has probado nunca un traje lo mejor es buscar consejo en una tienda de fiar.

¿Y cómo aprendo a hacer windsurf?
La primera opción es la autodidacta, aprendiendo a base de chuparse mogollón de vídeos, leer libros, ojear revistas, etc. Es una opción que hay que descartar, sin embargo todo eso puede ser muy buen complemento de otras opciones. Y además piensa que no hay como tragarse un vídeo de windsurf espectacular en Hawaii u otro paraíso para que te entren unas ganas locas de navegar, eso sí, no lo hagas si la previsión meteorológica para los próximos días es de calma chicha. Y tampoco te deprimas cuando llegues a la playa y te encuentres con que aquí el agua no es tan cristalina, con que no hay palmeras y con que hace más fresquito, porque algún día todo llegará, ¡hay que tener esperanza!
La segunda opción es que un amigote que practica el windsurf y que domina te dé unas cuantas clases. Esta opción es algo más recomendable, y sobretodo muy barata. Pero por lo general el hecho que alguien domine de windsurf no implica que sea un buen profesor. Así que en cierta manera también la descartamos, o en todo caso dejémosla para cuando tengamos más nivel, momento en el que puede ser muy útil, fácil y motivador aprender junto a un colega que domine.
Y la tercera opción, la más recomendable para empezar con una buena base, con seguridad y un buen ambiente, es la de hacer un par de cursillos de iniciación en una escuela reconocida oficialmente. No tengas ningún reparo en gastarte el dinero en esto, pues es algo de grandiosa utilidad, dado que en un cursillo vas a aprender mucho más rápido y mejor, con lo que sacas más provecho de tu tiempo y de tu dinero, y además te lo pasarás mejor y puedes conocer otra gente que están empezando como tú, con lo que encontrarás un ambiente más agradable que si siempre vas con gente que sepa un montón (cosa que puede llegar a ser frustrante y desmoralizante). Y a partir de ahí, quién sabe, quizás haces un grupo de amigos con los que seguir navegando durante el resto de tus días!
Resumiendo, el windsurf no es solo un deporte sino mucho más que eso, incluso hay quién dice que es toda una filosofía de vida, pero sea como sea es algo que nunca te arrepentirás de probar. Así pues, lo primero es hacer un par de cursillos y encontrar un buen lugar, un buen ambiente y gente enrollada con la que practicarlo, porque siempre es mejor, y más seguro y divertido, navegar en grupo, así que por lo menos mira siempre que haya alguien más contigo en el agua. Y lo segundo, una vez ya sepas más, será comprarte tu propio material, con lo que ya serás casi totalmente independiente y autónomo para disfrutar de este maravilloso deporte. De aquí en adelante las posibilidades son ilimitadas, simplemente lánzate a buscar el viento y a disfrutar!!

EL CURSILLO IDEAL

Un grupo de alumnos motivados, un monitor paciente, un material adecuado y una brisa suave. Mezcla y agita estos cuarto ingredientes en una coctelera y tendrás el cursillo ideal.
Cada centro o escuela de windsurf tiene su propio método de enseñanza, pero aún siguiendo criterios distintos, todos son adecuados si consiguen su propósito: que los alumnos aprendan a navegar sobre una tabla de windsurf.

El cursillo día a día
-1er día: Se imparte una clase teórica donde se analiza el material que va a utilizarse, la incidencia del viento sobre la vela y la sucesión de movimientos que el alumno debe realizar para navegar sobre una tabla de windsurf. A continuación se hace una clase práctica sobre un simulador para que el monitor averigüe si sus pupilos se han enterado de algo. La clase finaliza con una sesión de equilibrios y una sesión práctica con tabla y aparejo. Al terminar la primera clase los alumnos han de ser capaces de navegar perpendicularmente al viento y girar.
-2do día: Todos los que han soportado la paliza del día anterior y no han desertado insistirán en lo aprendido, con atención especial en la virada.
-3er y 4to día: Los 'nuevos windsurfistas' tienen que aprender a navegar contra el viento (ceñida) y a favor del viento (empopada).
-5to día: El monitor ve cumplido su sueño, sus pupilos navegan en todos los rumbos. Regata , entrega de diplomas y... ¡monitor al agua!

La importancia del material
El uso de material inadecuado para aprender es la primera causa de abandono. El alumno ha de co


 





Otros artículos
(Nº 175 - AGOSTO SEPTIEMBRE 2001)

Surf People

Bjorn en Fiji
Nuestro campeón "Dunky" se escapa con "the Search" a Fiji. Qué mejor relax y a la vez entreno antes de la World Cup de Pozo.

Regatas

Surfalegre World Cup
El Gran Premi Catalunya-Costa Brava y la mayor concentración de windsurfing que te puedas imaginar. ¡La Gran Fiesta!


 



(6/10/2001 - 14:40 - ignacio)

prueba

(17/1/2002 - 7:41 - Igancioles)

Me compre un equipo el verano pasado y sin duda debido a mi trabajo 'maestrillo' ha sido el mejor que recuerdo con mi tabla y mi playa .
Chiclana.

(31/12/2003 - 0:31 - jorge moraga)

Excelente el articulo. La realidad es tal como se indica en èl

(2/7/2005 - 17:7 - Jose)

Muchas gracias por toda esta info, nos viene genial a los principiantes!

(4/10/2009 - 22:50 - Zaida)

Increíble artículo. Ya tenía ganas de hacer windsurf pero después de "empaparme" con vustros consejos ahora sí que... ¡¡¡ me tiro al agua!!!

(18/2/2010 - 22:15 - Sabrina Neira)

Me interesó mucho. Veremos si los buenos consejos también dan buenos resultados. Buscaré el equipo adecueado y comenzaremos la aventura

(22/6/2010 - 19:30 - Antonio)

Gracias, es muy explicativo, estas iniciativas son buenas.

(27/7/2010 - 23:41 - FRAN CABRERA)

Gracias, me has ahorrado dinero y tiempo y ya va siendo hora de cumplir promesas..volvere a surcar los mares.

(27/9/2010 - 18:23 - Meforero)

Muy buen articulo me encanto la frase "Todos los que han soportado la paliza del día anterior" a mi me toco en la segunda clase, llovia, con frio, chupando mucha agua, viento fuerte para un pricipiante, olas, y fuera de eso la botaraba me pego duro en la nariz (cuando fui a salir del agua en una caida)... pero no importo, la 3era clase fue una de las cosas mas gratificantes de mi vida. sigo aprendiento.

CIAO


(3/10/2010 - 20:3 - Gabriel (Argentina))

Muy buena síntesis, gracias!

(15/10/2010 - 1:43 - carletes)

Hice un curso en septiembre en la Escuela de vela de Isla Cristina, en donde encontré unos magníficos monitores y un ambiente estupendo. Me lo pasé genial y me ha enganchado un montón. Gracias a mis amigos de Isla. Carletes.

(12/11/2010 - 9:48 - lara)

me encantó el articulo, me va a servir de mucho para empezar con este maravilloso deporte


(4/3/2011 - 19:59 - Pedro)

Información muy clara y útil. Gracias y saludos a todos los windsurfistas....

(15/7/2011 - 18:17 - Rafael Sanchez Grosso)

Muy buena informacion muchas cracias

(15/4/2012 - 19:16 - Dani)

Muchas gracias por la información, mi ilusión la convertiré en realidad.
Saludos!!

(16/4/2012 - 22:45 - Anaïs)

Con cuantas horas practicando puedes defenderte bien?

(9/8/2012 - 8:27 - Fani)

Muy útil toda la información. He empezado en este mundillo por las playas de Almería y es apasionante!

(22/9/2012 - 18:54 - Asun)

Me acabo de iniciar en esto del Windsurf y me ha encantado el artículo, dando la información necesaria y bien explicado para novatos :) gracias!

(4/1/2014 - 19:0 - Ezequiel)

Quisiera aprender este hermoso deporte. Mi padre lo hacia y siempre me encantaba mirarlo. Encotnre esta pagina pero parece medio desactualizada... lgun foro en español (si es de España mejor), o comunidad, algo mas acticvo donde poder empezar a leer cosas y conocer gente que sepa un poco mas que yo???


(15/3/2015 - 10:46 - Helene)

Por aqui hay una lista de escuelas de windsurf en todas las comunidades de España o casi:
http://infowindsurf.com/escuelas_tiendas_windsurf_kitesurf.html

(15/3/2015 - 10:46 - Helene)

Por aqui hay una lista de escuelas de windsurf en todas las comunidades de España o casi:
http://infowindsurf.com/escuelas_tiendas_windsurf_kitesurf.html

(21/8/2019 - 23:11 - David)

Que bueno es este artículo.genial

Ir arriba.
   

Servicios Consultas Diccionarios/Vocabulario Surf Shop Video Club
Sugerencias
Home | Noticias | Surflashes | Agenda | Surf a vela | Latinoamérica y Portugal
Meteo | Spots | A debate | El material | Segunda mano | Competición | Business